Un proyecto promovido en el Congreso promueve que sea obligatorio el registro fílmico cuando las fuerzas policiales ingresen a cualquier propiedad privada. En redes sociales periódicamente se registran casos de abusos de la Policía Nacional en algunos procedimientos. Los excesos de unos pocos uniformados han hecho pensar que es necesario poner en marcha medidas para acabar con las malas prácticas en esta institución. Al respecto, desde el Congreso de la República se empezó a promover un proyecto de ley que busca minimizar los actos de corrupción o abusos, y así acabar con la indignación ciudadana. De acuerdo con cifras entregadas en la Cámara de Representantes, el año pasado 373 uniformados fueron destituidos por corrupción y abusos policiales. Por eso se está promoviendo la creación del Estatuto Anticorrupción de la Policía. El propósito es profesionalizar y dignificar la función policial en el país, reduciendo las horas laborales y aumentando los salarios de los uniformados. Además se busca consolidar instrumentos de transparencia y ética dentro de la institución. En la iniciativa, se establece la creación de un sistema de vigilancia que sirva para monitorear las acciones de los uniformados y acabar con los actos de corrupción o abusos. “Queremos que los policías pasen de ganar dos salarios mínimos a cinco, además de profesionalizar la carrera policial y generar mayores mecanismos de control ciudadanos y transparencia procesal”, explicó el promotor del proyecto, el representante Óscar Hurtado. El sistema de vigilancia busca que cada vehículo de la institución tenga de manera obligatoria un dispositivo de GPS y una cámara que permita grabar todos los procedimientos policiales. Por ejemplo, será obligatorio el registro fílmico cuando las fuerzas policiales ingresen a cualquier propiedad privada. Las cifras hablan de 492 multas, 169 amonestaciones, 5.015 audiencias conciliatorias y 8.400 procesos disciplinarios contra uniformados, lo que aumenta la necesidad de esta iniciativa.