Foto: Colprensa



Un fuerte debate jurídico se abrió en el país por cuenta del fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, el cual dio por aprobadas las 16 circunscripciones especiales de paz y pidió al Congreso promulgar este acto.

Unos sectores señalaron que se suplen las funciones del legislativo, mientras que otros señalan que sólo se hace cumplir lo votado por parte del Senado.

El abogado Francisco Barbosa manifestó que no existen antecedentes sobre este tipo de decisiones en el país en las que se debe ser prudentes, ya que el Gobierno está tratando de interponerse en unas decisiones legislativas que se tomaron y rechazó que se haga mediante acciones de tutela.

“Uno podría discutir sobre las interpretaciones que le dio el presidente del Congreso a la Ley Quinta que es la máxima autoridad en torno a la interpretación de esto, pero no puede ocurrir es que por vía judicial el Congreso estaría abocado a aprobar algo que no existe”, dijo Barbosa.

El jurista también señaló que: “estamos ad portas de unas decisiones muy complejas, porque el Secretario y el presidente del Senado podrían ir a la cárcel por no cumplir las decisiones y no remitir el acto legislativo que se hundió”.

Por su parte el abogado Gustavo García, quien fue asesor en asuntos jurídicos en el Congreso, indicó que la discusión debe mantenerse en el quórum, ya que la votación dio aprobada por mayoría el acto legislativo de las circunscripciones especiales de paz.

“Esto nunca debió llegar a los estrados judiciales pero por responsabilidad se debe acudir a la Corte Constitucional, ya que es la instancia que dirime este choque de poderes entre la rama legislativa y la ejecutiva (...) Yo creo que no hay una separación de poderes, pero si se están dando órdenes para que cumpla un trámite administrativo”, dijo García.

Pese a mantener puntos distantes sobre el proceso judicial que se adelanta, ambos juristas concordaron en manifestar que es un hecho sin precedente alguno en la historia del país, donde se debe ser precavido para no afectar el equilibrio de poderes.