Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Preocupante la cifra de asesinatos en el presente año en Cali

1858 personas asesinadas entre el primero de enero y el 8 de diciembre del presente año, según las estadísticas entregadas por el instituto de investigación y desarrollo en prevención de violencia y promoción de la convivencia social, Cisalva, ubica a Cali como la ciudad más violenta de Colombia y una de las 10 primeras del continente.

Esta situación está muy preocupante para las autoridades, que como el alcalde, Rodrigo Guerrero Velasco, atribuye el hecho al narcotráfico.

Dentro de las cifras entregadas por el mismo organismo, que cuenta con el apoyo de la Universidad del Valle, señala que de las 1.858 personas asesinadas hasta el pasado domingo, 286 casos corresponden a jóvenes entre los 15 y 19 años. El exfiscal de la casa de Justicia en el Distrito de Aguablanca, en el oriente de la ciudad, Elmer Montaña, dijo que las muertes de estos jóvenes se deben a los enfrentamientos de pandillas y a la falta de programas sociales para esta población.

Pero hay otras causas de la criminalidad en Cali, como las riñas y la intolerancia dijo el Defensor Regional del Pueblo, Carlos Hernán Rodríguez.

Estas son algunas de las estadísticas entregadas por Cisalva sobre lo que deja la violencia en Cali entre el 1 de enero y el 8 de diciembre de este año, 1.858 asesinatos frente a 1.663 del 2012.

Por venganzas, este año han muerto 819 personas, por enfrentamientos de pandillas 334, por riñas 244, por microtráfico, que según las autoridades es la principal causa de la violencia en Cali la cifra llega a 112, es decir por debajo de las riñas y pandillas y por hurto 107 víctimas. Mil 654 personas fueron asesinadas con armas de fuego y 149 con armas blancas.

Por estas cifras, el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, el arzobispo monseñor Darío de Jesús Monsalve y el personero municipal Andrés Santamaría Garrido, han pedio a la Tercera Brigada del Ejército, que autorice un plan desarme permanente y en toda la ciudad, cuya comunidad salió a protestar contra la violencia y el uso de armas en la capital del Valle.