Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Preparan revolcón electoral para acabar el CNE y quitarle poderes a la Registraduría en posconflicto

Foto referencial archivo particular



El partido de la U y la Fundación Paz y Reconciliación tienen lista una propuesta de reforma que será radicada en el Congreso después del 20 de julio, con la que se pretende hacer un completo revolcón a todo el sistema electoral colombiano.

Esta iniciativa sería la primera en tramitarse a través del mecanismo 'fast track' creado para la implementación de los acuerdos logrados en La Habana.

Según explicó el senador Armando Benedetti, presidente de la U, la idea es quitarle facultades a la Registraduría y crear un nuevo poder electoral que se encargue de organizar los comicios.

"Este tema es vital para el proceso de paz porque si las Farc quieren cambiar las balas por los votos, es importante saber cómo y quiénes se pueden inscribir para ser candidatos y cómo y quién va a contar los votos", señaló.

Y dijo: "Este es un proyecto que hemos venido trabajando desde hace mucho tiempo, que ha coincidido con los acuerdos de paz de La Habana, por lo tanto esto va dentro del 'fast track' de implementación de los acuerdos".

Ariel Ávila, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación, afirmó que sin nuevas reglas electorales no podrá consolidarse la paz en el país.

"La propuesta contiene un revolcón total al sistema electoral colombiano, acabar el Consejo Nacional Electoral, suprimir funciones de la Registraduría ya que actualmente expide cédulas, tiene el caso, organiza elecciones, cuenta los votos, maneja la plata del Consejo Electoral, es un poder muy concentrado", sostuvo.

La reforma propone crear un nuevo poder conformado por un colegio electoral que organice los comicios, un tribunal para la investigación de los partidos y candidatos y una Registraduría que sólo maneje el censo y el proceso de cedulación.

También plantean la posibilidad de adelantar las elecciones en un día hábil, que haya transporte gratuito en la jornada, voto electrónico, financiación estatal de las campañas, regulación de las firmas encuestadoras, un censo cero y segunda vuelta en comicios locales.