Cargando contenido

La Gobernación de Antioquia analiza la denuncia hecha tras el hallazgo de un cargamento en el mar.

Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.
Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.
AFP

El controversial presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, denunció en un acto público la llegada de un cartel de la droga colombiano a su país, específicamente de Medellín.

Según el mandatario, el objetivo es consolidar a esta nación como un puerto de entrada de cocaína en Asia, donde esta droga se vende a un alto costo. 

Rodrigo Duterte, cuestionado por su sanguinaria lucha contra las drogas y los consumidores, alertó que "enfrentamos un serio problema. Un cartel de la droga colombiano, el de Medellín, lo que significa que hay mucha cocaína".

Lea además:  Virginia Vallejo, otrora amante de Pablo Escobar, reaparece como presentadora  

La denuncia del mandatario se dio luego que en los últimos 15 días las autoridades encontraran 165 kilos de cocaína flotando en las costas orientales de su país.

Esta droga, que está avaluada en 17 millones de dólares, al parecer fue procesada en viejos buques abandonados en alta mar y posteriormente los delincuentes le instalaron un GPS para que las bandas criminales la ubicaran flotando.

Tras conocer la denuncia, el Gobernador de Antioquia, Luis Pérez, anunció que estudiará la alerta emitida desde Filipinas. El gobierno de ese país del sudeste asiático enfrenta graves acusaciones de violaciones a los derechos humanos en medio de la lucha contra la droga. 

El presidente Duterte ha dado la orden en múltiples ocasiones de asesinar a los vendedores de droga, especialmente del "shabu", la sustancia más consumida en ese país. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido