Luego de la polémica que se levantó en el Congreso por la frase de Roy Barreras en la que acusó de terroristas a los integrantes del uribismo, se tomarán medidas para evitar que episodios de esta naturaleza vuelvan a suceder. El presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, afirmó que dará todas las garantías en desarrollo de la discusión de la reforma para la paz, pero intervendrá cuando el debate se esté saliendo de control. “A mí me parece que esos elementos sobran, uno puede tener todas las diferencias de criterio, pero lo bueno del debate es que la profundidad esté en los argumentos y no en los adjetivos y desde ahora llamo a que se mantenga lo que ha venido sucediendo en plenaria que no he tenido que llamarle la atención a nadie”, señaló Velasco. Y dijo: “Le llamaría la atención a cualquiera si se falta al respeto, yo hasta ahora he visto un debate con respeto y espero que ese mismo respeto se mantenga en los debates que se sigan haciendo”. El Presidente del Congreso confirmó que los senadores serán citados el 27 de octubre, es decir, dos días después de las elecciones regionales, para adelantar la discusión del acto legislativo por la paz con toda la calma y rigor requerida.