Este miércoles en la tarde, el presidente Nicolás Maduro recibe en el Palacio de Miraflores a las delegaciones del Gobierno y el ELN, con el fin de explicar cuál será exactamente el apoyo venezolano en la fase pública de negociaciones de paz y expresar su beneplácito a esta iniciativa.

Sin embargo, los venezolanos no miran con mucho entusiasmo este soporte que ofrece el gobierno de Nicolás Maduro, especialmente cuando de su parte hay un contundente rechazo hacia la recién aprobada Ley de Amnistía que podría significar la liberación de los considerados presos políticos de Venezuela.

Muchos comentan en redes sociales la ironía que supone bloquear una ley para liberar a sus compatriotas cuando, al mismo tiempo, se es garante de un proceso de paz vecino en donde un grupo guerrillero se sienta cómodamente en los salones de la cancillería venezolana.

Para finales de esta misma tarde, está prevista una conferencia de prensa de la delegación del ELN en el Círculo Militar de Caracas, donde habrá mayor oportunidad de conocer detalles y expectativas sobre el proceso de paz que nace hoy en Venezuela.

El proceso de paz entre el ELN y el gobierno colombiano se desarrollará entre Venezuela, Brasil, Ecuador, Chile y Cuba, aunque aún no se ha fijado una fecha de inicio.