Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente Santos dice que las riñas y peleas causan más muertes que el conflicto

El presidente Juan Manuel Santos cuestionó fuertemente los hechos violentos en donde un joven bogotano fue golpeado por dos "<i>punkeros</i>' en la localidad de Chapinero en Bogotá y dijo que estos hechos, riñas y peleas por las razones más absurdas, eran como una enfermedad de muerte que lamentablemente tenía el país.

"Esta semana, en Bogotá, un par de jóvenes 'punkeros' le dieron una terrible paliza a un estudiante que no conocían ni se había metido con ellos, solo porque 'querían ver sangre de gomelo' (…) ¿Qué nos está pasando? ¿Qué enfermedad tenemos? ¿En qué momento nos acostumbramos a ver estas barbaridades en las páginas judiciales, en los noticieros? ¿Ya no nos descomponemos y nos parece algo normal?", enfatizó el Mandatario.

Santos Calderón también lamentó el asesinato de otro joven que trabajaba como payaso en un circo de Altos del Rosario, en Bolívar, y a quien después de ser molestado con piedras que tiraban a su carpa, le propinaron una puñalada que le quitó la vida.

"Hace un poco más de dos semanas, mientras El Poto (el joven payaso de 23 años) cumplía su acto, un grupo de jóvenes, desde afuera, se dedicaron a lanzar piedras a la carpa del circo. El Poto salió de la carpa –ataviado con su traje de payaso– y les pidió que respetaran a los niños y al espectáculo que estaban presentando. No acababa de decir eso cuando uno de los vándalos desenfundó un cuchillo que llevaba y se lo clavó a la altura del corazón, causándole la muerte", relató el presidente Santos durante un evento de convivencia ciudadana con Corpovisionarios.

De acuerdo con el Jefe del Estado, noticias como estas "infortunadamente" suceden con frecuencia en Colombia producto de riñas y peleas por razones absurdas.

Agregó que las peleas en la vida cotidiana de las personas, causaban más muertes que el mismo conflicto armado que lleva más de 50 años aquejando al país.

"En Colombia estamos empeñados en un proceso de paz para terminar un conflicto de medio siglo con la guerrilla, y este es un paso alentador que nos llena de esperanza y que alienta el mundo entero. Pero tenemos que ser realistas: La mayor parte de las muertes y lesiones que sufren los colombianos no se deben al conflicto armado ni al crimen organizado, sino a riñas y enfrentamientos en el barrio, en la tienda, en el bar, en los colegios, ¡en los mismos hogares!", destacó el Mandatario.