El mandatario aseguró que es desproporcional igualar la sanción de 20 años de inhabilidad a funcionarios que han cometido el genocidio que al que fuma marihuana en un parque.

El presidente Juan Manuel Santos objetó varios artículos del Código Disciplinario que presentó el procurador Alejandro Ordóñez, y que aprobó el Congreso, al considerarlo inconstitucional y desproporcional.

En especial el Presidente cuestionó que en este nuevo Código se contempla sanciones de hasta 20 años de inhabilidad por el consumo de sustancias psicoactivas en lugares públicos.

“No es lo mismo fumar marihuana en un parque un domingo que un genocidio, pero le aplican la misma sanción y eso es contrario a nuestra Constitución”, sostuvo el Presidente.

Además, el primer mandatario aseguró que es “inconveniente” que este nuevo Código no aplique el principio de favorabilidad para los funcionarios públicos que están siendo investigados.

“Agregarle que el principio de favorabilidad no se aplica sino, todo lo contrario, que cuando se trata de alguna investigación disciplinaria contra un funcionario se le aplica la pena más severa, pues no tiene ninguna razón”, explicó Santos.

Así mismo, el Presidente dijo que la norma viola el derecho a la igualdad “porque para los funcionarios de la rama judicial el proyecto establece un término de investigación inferior al que se le concede a los demás servidores públicos”.

Finalmente, el presidente Juan Manuel Santos dijo que se objetó el Código Disciplinario porque se asignan funciones al Consejo Superior de la Judicatura y los consejos seccionales, que se habían eliminado en la reforma al equilibrio de poderes.