Cargando contenido

En uno de los juzgados del centro de la capital del país, Elizabeth Cantillo aseguró que la única figura que le sirve para velar por sus derechos es la del matrimonio y no otra.

Por su parte, el abogado de la comunidad gay, Germán Rincón Perfetti, dijo que esas parejas acuden a la justicia civil por considerar que tiene una mayor experiencia y pericia sin interpretar las decisiones judiciales como la de la Corte Constitucional.

De igual manera sostuvo que el documento redactado por las notarías es "antiderecho, regresivo, inconstitucional y por ello no da confianza de sus actuaciones".

Explicó que el formato de las notarías no da garantías para presentarlo en otros países, ni para divorcios posteriores, separación de bienes, ternas de sucesión, subsidios, asuntos de salud o pensionales, Ley de justicia y paz, reparaciones y otros.

Con relación a las manifestaciones de la Iglesia católica, afirmó: "A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César".

El abogado Perfetti señaló igualmente que la Iglesia no está obligada a realizar el rito religioso del matrimonio a parejas del mismo sexo y consideró que sus manifestaciones sólo cubren a las personas creyentes.