Cargando contenido

El Procurador Alejandro Ordóñez acusó al Presidente Santos de interferir en la demanda que fue elevada ante el Consejo de Estado sobre su elección.

 

El Jefe del Ministerio Público dijo en una carta enviada al presidente del Consejo de Estado, magistrado Luis Rafael Vergara que " el afán politico del Presidente de la República no puede llegar al punto de pretender romper el Estado de Derecho".

 

Ordóñez asegura que el gobierno está seduciendo a consejeros de Estado con cargos públicos en la antesala de adoptar una decisión en la demanda que fue levantada en su contra.

 

"Tengo la confianza de que los honorables consejeros de Estado actuarán con un solo criterio: el respeto a la Constitución y no admitirán que le lobby gubernamental los afecte", dijo.

 

"El Consejo de Estado no es el problema, por el contrario, pienso que es la mejor garantía que estableció la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. Pero sí lo es la actitud del Gobierno Nacional, en cabeza del señor Presidente Juan Manuel Santos, de pretender interferir en la libertad e independencia de magistrados que deben fallar la demanda de mi elección como Procurador", dice la carta.

 

Además, el jefe del Ministerio Público advirtió que el Gobierno se está valiendo de "seducción" de cargos públicos para interferir en la demanda.

 

"Es lamentable, que por razones políticas se pretenda romper el régimen constitucional al atacar la imparcialidad de consejeros de Estado con presiones o con la seducción de cargos públicos", aseguró el Procurador.

 

El Procurador aseguró que el Gobierno ha venido nombrando a familiares de magistrados ponentes de su caso para inclinar la decisión. Aunque no la nombra en la carta, Ordóñez manifestó que una familiar de Stella Conto (ponente del caso) fue nombrada para un cargo en Francia.

 

"Pero más grave es que a una familiar de esa misma consejera, ponente hoy de mí caso, se beneficie con un nombramiento por parte del Gobierno en el cuerpo diplomático en París. ¿Pura coincidencia?", advirtió Ordóñez.

Para el jefe del Ministerio Público "todos esos eventos son evidentes atentados políticos dirigidos a intentar afectar la independencia del Consejo Estado".

 

Por otro lado, el procurador Alejandro Ordóñez expresó que el presidente Santos tiene un "afan político" para sacarlo de su cargo.

 

"El afán político del Presidente de la República no puede llegar al punto de pretender romper el estado derecho, someter a las cortes y violar el debido proceso, para sacudirse del ejercicio del control que le corresponde al Ministerio Público".

 

Según Ordóñez el Gobierno, en cabeza del Presidente, quiere interferir en esta decisión porque le incomoda y lo "mortifica mi dura posición de defensa del orden jurídico, los derechos de las víctimas, la justicia y la no impunidad, respecto al proceso de La Habana, pero, esa es la obligación constitucional impuesta al Procurador General de la Nación".

 

Finalmente, el procurador Alejandro Ordóñez dijo que tiene la confianza  "de que los honorables consejeros de Estado actuarán con un solo criterio: el respeto a la Constitución y no admitirán que el lobby gubernamental los afecte".