El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, aseguró que las fases exploratorias con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) deben quedar suspendidas hasta tanto ese grupo guerrillero adquiera un compromiso de que no volverá cometer este tipo de acciones contra la población y contra la fuerza pública. Según el Procurador estos actos de violencia por parte del ELN deben ser condenables y no puede tener ninguna consideración para que la impunidad no continúe dentro de estos procesos entre el gobierno y grupos al margen de la ley. “Debería hacerse, precisamente, suspender cualquier género de conversaciones y reiniciarlas cuando el Ejército de Liberación Nacional se comprometa a no volver a reiterar estos actos de barbarie; esto debe tener consecuencias, es lo que el país exige, es lo que las victimas desean, es un acto de elemental prudencia”, señaló el procurador Ordóñez. El Procurador insistió que la lógica indica que para que haya compromisos serios entre el gobierno y estos grupos guerrilleros es que la población, las fuerzas militares y las víctimas no sigan estando en riesgo las garantías de los derechos fundamentales de los colombianos. De igual forma agregó, que los últimos secuestrados y todos quienes tienen retenidos el ELN deben ser liberados para que haya gestos que conduzcan a establecer nuevas reglas en beneficio de la sociedad.