El Procurador Ordóñez y sectores de la oposición dicen que esta medida podría ser inconstitucional y beneficiaría a grupos ilegales. El procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez advirtió que suspender los bombardeos en contra de las Farc le quitaría capacidad a la fuerza pública y beneficiará a otros grupos armados ilegales como el ELN y las Bacrim. Asimismo dijo el Procurador que este anuncio es otra cosa que un cese bilateral "disfrazado" del gobierno y las Farc que se ha venido acordando en la mesa de negociaciones de paz en Cuba. Para Ordóñez debilitar a las Fuerzas Militares en sus acciones contribuirá a poner en riesgo la seguridad de todos los colombianos. "Teniendo en cuenta que en varias zonas del país las Farc delinque conjuntamente con el ELN y las bandas criminales Bacrim, la prohibición de bombardeos también beneficiará a esas otras organizaciones ilegales. De esta manera, no puede ser cierto, como lo sugirió el presidente, que se perseguirá el delito y se asegurará el cumplimiento de la ley", dijo el procurador. El jefe del Ministerio Público resaltó que cada vez que se han anunciado la suspensión de los ataques contra las Farc también disminuyen los resultados contra ese grupo armado ilegal cuestionando el discurso del presidente Juan Manuel Santos de que no bajará la guardia contra quienes realizan atentados contra la población y la fuerza pública. "El Ministerio de Defensa registra que entre enero y abril de 2015, periodo en el que se hizo efectiva la orden presidencial de suspensión de bombardeos, las desmovilizaciones descendieron 16% respecto al mismo periodo de 2015. Las capturas se redujeron en 28% y los guerrilleros muertos en combate disminuyeron en 56%. Las propias cifras del Gobierno demuestran que no es cierto, como lo sugirió el Presidente, que se perseguirá el delito y se asegurará el cumplimiento de la ley", señaló Ordóñez. El Procurador de igual forma reiteró que continuará realizando este tipo de cuestionamientos en la búsqueda de alertar a la ciudadanía, que sería la más afectada, señalando que ese cese el fuego anunciado por el gobierno y las Farc no tendrá límites. Líderes opositores dicen que suspensión de bombardeos es un cese bilateral Uribe, Zuluaga y Ramírez dicen que esta medida podría ser inconstitucional. Dirigentes como Álvaro Uribe Vélez, Óscar Iván Zuluaga y Marta Lucía Ramírez rechazaron la decisión del Gobierno de suspender los bombardeos contra la guerrilla, y afirmaron que eso, más la tregua anunciada por las Farc, se constituye en un cese bilateral del fuego disfrazado. Para Uribe, es inaudito que se premie al grupo insurgente con esta medida "inconstitucional", cuando se ha sabido de acciones violentas contra la Fuerza Pública. “Esta semana en tregua y todo ha habido atracos y han asesinado soldados y entonces para el Gobierno parece que los soldados fueran desechables; entonces, ahora el Gobierno les dice que suspende los bombardeos, lo que hay de hecho es un cese bilateral inconstitucional que pone a las Fuerzas Armadas y a la seguridad de la República en manos del terrorismo”, manifestó. Marta Lucía Ramírez aseguró por su parte que el desescalamiento del conflicto se está convirtiendo en una tregua bilateral por la puerta de atrás. "Señor Presidente debe hablarle con claridad y con transparencia al País, el Gobierno está entrando en una tregua bilateral sin que lo haya expresado claramente, eso no es conveniente", manifestó. Por su parte, Óscar Iván Zuluaga criticó que mientras crece el narcotráfico y aumenta la extorsión, el Estado se paraliza y decreta un cese bilateral. “Es inmovilizar a nuestras Fuerzas Militares ¿Qué va a hacer la Fuerza Aérea? ¿Qué van a hacer los pilotos sin poder utilizar sus aviones? Es muy grave y es una amenaza a la seguridad de los ciudadanos”, añadió. El uribismo ha reiterado que sin concentración de la guerrilla, es imposible verificar un cese de acciones ilegales de parte de las Farc.