El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, criticó la actitud del presidente de la República, Juan Manuel Santos, frente a cuestionamientos sobre secuestros realizados por la guerrilla del ELN. Para el procurador Ordóñez, formular preguntas acerca del secuestro de un colombiano “nunca están fuera de lugar” y advirtió que este tipo de actitudes por parte del mandatario de los colombianos no deja un mensaje claro frente a la lucha contra los grupos armados ilegales. “Una pregunta sobre un colombiano secuestrado nunca está fuera de lugar. Está fuera de lugar que el primer mandatario del país no defienda a los colombianos ni se sume al dolor de las familias, que no respete sus dramas ni promueva que la institucionalidad devuelva a casa a su ser querido. Está fuera de lugar el contraste desolador entre concesiones al terrorismo y silencio frente a la ciudadanía”, aseguró el procurador en su escrito. Ordóñez se refirió específicamente al secuestro del cabo segundo del Ejército Nacional, Jair de Jesús Billar y del alto consejero de la Gobernación de Norte de Santander, Ramón Cabrales secuestrados por el ELN, éste último ya completa cerca de 5 meses en cautiverio. Señaló que “nada justifica el silencio del Gobierno frente al secuestro de nuestros compatriotas”, por lo que el jefe del Ministerio Público formuló más cuestionamientos frente a este tema que deberían ser respondidos por el jefe de Estado. “Al Gobierno nuevamente le pido lo que las familias del cabo Villar y del doctor Cabrales están solicitando, lo que solicita el pueblo colombiano, que emplace al Ejército de Liberación Nacional para que los entregue junto a todos los secuestrados que tiene en su poder. Permitir que el ELN siga secuestrando a nuestros héroes, a nuestros padres, a nuestros hijos, solo deslegitima unas conversaciones que estarían por empezar de manera formal”, indicó el procurador.