Mientras el presidente Juan Manuel Santos decía anoche en su alocución que el fiscal general está considerando de manera autónoma elevar el tema de Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI), RCN La Radio conoció que el procurador Alejandro Ordóñez aceleraría la presentación de un texto similar ante la oficina de la fiscal de la CPI. Asesores de Ordóñez ya tienen listo un escrito final que debe revisar el Procurador para luego llevarlo ante la Corte Penal Internacional. Se trata de un informe en el que se acopian varios de los casos en los que se evidenciaría la violación de derechos humanos en la frontera, incluyendo casos de presunto abuso sexual por parte de la guardia venezolana. Aunque formalmente y según el procedimiento establecido por el tribunal internacional, el Procurador no puede denunciar al presidente venelozano Nicolás Maduro ante la CPI, pues esa es una competencia exclusiva del Estado colombiano cuyo representante es el Presidente de la República, en el ministerio pública esperan que a raíz de este informe la fiscal Fatou Bensouda conozca el caso y comience un proceso preliminar de investigación. Cabe recordar, sin embargo, que de acuerdo con los tiempos de la CPI, pasarán años antes de que concluya un proceso de responsabilidad penal por delitos de lesa humanidad en contra del presidente Maduro pues las complejidades del procedimiento son altas y no es fácil que estas acusaciones prosperen. Entretanto, el fiscal general Eduardo Montealegre también estudia en su despacho la mejor forma para acudir ante la Corte Penal Internacional. Antes de terminar la semana también se espera un pronunciamiento de su parte.