El procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, le envió una carta al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en la cual le solicitó que presente excusas públicas al empresario Ramón José Cabrales y su familia al decir en las últimas horas “que puede tener consecuencias legales” para ellos haber pagado una suma de dinero al ELN a cambio de su libertad. Según la comunicación del procurador, el ministro pudo revictimizar a una persona que ya fue objeto de privación de la libertad por parte de un grupo armado ilegal que está iniciando un acercamiento con el Gobierno nacional. Ordóñez insistió que la liberación de este hombre por parte del ELN no debe configurarse como un gesto de paz por parte de esa guerrilla, porque el Estado es responsable de no brindar las garantías necesarias para evitar el secuestro de Ramón Cabrales y de adelantar las acciones correspondientes para su liberación. “En ese contexto señor ministro, causa profunda indignación que el Gobierno nacional se pronuncie con frases que pueden llegar a constituir una nueva victimización, luego de pretender utilizar la liberación como un gesto de paz para validar la negociación con el ELN”, señaló Ordóñez. Para el procurador, el Gobierno “fue incapaz” de garantizar los derechos de libertad, la integridad y la vida de esta persona, “y ahora sugiere que podrían asumir consecuencias jurídicas por salvar la vida de un secuestrado”. “Dada la gravedad del caso, es prudente que el Gobierno nacional repare el daño que esa afirmación general en la familia de Cabrales y en miles de víctimas similares; para hacerlo en aras de los derechos de los que son titulares, sugiero de la medida más comedida, se presenten disculpas públicas y el compromiso de que tal actitud nunca se vuelva a repetir", agregó el procurador General.