Cargando contenido

La viceprocuradora, Martha Isabel Castañeda, destituyó e inhabilitó por 12 años a la entonces directora de esa dependencia, Luz Dary Henao, cuando encontró que desde el 20 de octubre de 2008 interceptó teléfonos de los despachos de los procuradores para controlar sus investigaciones privadas sin orden judicial alguna para este accionar.

Según se indicó, estas actas eran firmadas por el mismo procurador Edgardo Maya. Sin embargo, la responsabilidad recae sobre la Directora de Investigaciones especiales del Ministerio Público.

Entre la información que se registró se encontraban datos personales de los interceptados, lo cual vulneró el derecho a la intimidad.