En el marco de las indagaciones disciplinarias que adelanta la Procuraduría General por el cartel de la toga, citará en los próximos días a declaración a los tres exmagistrados auxiliares de la Corte Suprema de Justicia. Se trata de Camilo Ruíz, quien trabajaba en el despacho del cuestionado magistrado Gustavo Malo; Luz Mabel Parra, quien fue auxiliar del magistrado Leonidas Bustos, y Raúl Acero, el magistrado auxiliar quien ha dicho que prestó su nombre para que Leonidas Bustos comprara un carro de alta gama. Sus declaraciones las escuchará la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Judicial y la Policía Judicial, que indaga posibles actuaciones en contra de su cargo cuando se desempeñaban como magistrados auxiliares.