Cargando contenido

Viceprocurador General, Juan Carlos Cortes González. Foto/cortesía/La Razón



El viceprocurador General, Juan Carlos Cortés González, confirmo el hurto de 60 costales (bultos) con documentos que contenían facturas de recobros del sistema de salud, es decir, material relacionado con pacientes supuestamente con Sida.

La irregularidad ocurrió el 23 de diciembre del 2017 a las 7:00 a.m. en las instalaciones de la Caja de Compensación Familiar de Córdoba y Eps Comfacor, ubicada en Montería. (Lea aquí: Cartel del Sida: Veedurías de Córdoba aseguran haber alertado desde 2017)

De igual forma Cortés explicó que un porcentaje de documentos hurtados ya se recuperaron y permanecen en cadena de custodia. (Lea también: Cartel del Sida: Procuraduría inicia intervención en Córdoba)

“Hemos podido evidenciar en Comfacor y la Secretaría de Salud departamental, comparando las bases de datos, más de un centenar de casos en los cuales por tratarse de personas fallecidas o inexistentes se evidencia discrepancias que nos darían a entender que hubo pago por pacientes atendidos por esa EPS que no existen por la enfermedad de Sida”, explicó el viceprocurador.

Esos hallazgos hacen parte de la investigación que inició la Procuraduría con un equipo de investigadores especiales que recopilan pruebas en la Secretaría de Salud de la Gobernación de Córdoba y la EPS Comfacor, las cuales están vinculadas al ‘Cartel del Sida’.

Según el funcionario, la etapa de recopilación de pruebas duraría cerca de 15 días y luego se darían a conocer nuevos hallazgos.