Cargando contenido



La Procuraduría General de la Nación anunció pliego de cargos contra tres funcionarios y una exfuncionaria de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia , UNAD, por posible incumplimiento al régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses.

Los funcionarios cobijados con el pliego de cargos son: Jaime Alberto Leal Afanador, rector y Nancy Rodríguez Mateus, gerente Administrativa y Financiera; y la exfuncionaria, Socorro Magdalena Pinzón Pulido, directora ejecutiva de la sede en Florida para el 2014.

Para la Procuraduría, a Jaime Alberto Leal, se le cuestionó en primer lugar porque presuntamente contrató a través de interpuesta persona a Daiana López Leal, con quien tiene parentesco en tercer grado de consanguinidad, en el cargo de directora del Centro de Idiomas de la sede de la universidad en el estado de La Florida , Estados Unidos. (Lea también: Fiscalía pedirá medida de aseguramiento para Roberto Prieto por caso Odebrecht)

También, el organismo de control le cuestiona al actual rector de la UNAD, el haber solicitado al cuerpo colegiado y aprobar un auxilio educativo por un valor que asciende a $8.427,78 USD para que Germán Posada Pinzón, hijo de la entonces directora ejecutiva de dicha sede, adelantara estudios en la Universidad de Harvard.

Para los funcionarios de la Procuraduría, las faltas de Leal Afanador fueron calificadas en esta etapa procesal como gravísimas, cometidas con culpa grave y gravísima.

Mientras que Nancy Rodriguez, podría estar incursa en falta disciplinaria porque, al parecer, no habría incluido en el informe de la Oficina de Presupuesto, correspondiente a la vigencia fiscal 2012 de la universidad, la suma de $1.756,2 millones como ingresos propios, recibidos por servicios educativos en la sede de la Florida.

Teniendo en cuenta la jerarquía y el mando de la servidora, en esta etapa se calificó su falta como grave con culpa gravísima.

A Socorro Magdalena Pinzón Pulido, se le cuestiona por, presuntamente, percibir simultáneamente dos asignaciones salariales, a sabiendas que era titular como directora ejecutiva y que había sido encargada de las funciones de vicerrectora a través de la Resolución 6086 del 10 de diciembre de 2012, que en su artículo segundo expresamente resolvió que no percibiría asignación salarial por su desempeño en este cargo.

En el informe de la Procuraduría se señala, que por solicitud de la universidad la disciplinable devolvió las sumas recibidas, circunstancia que no la eximió de una probable vulneración de lo establecido legalmente.

También se investiga a la directora ejecutiva de la UNAD en Florida, por presuntamente permitir la contratación y la vinculación de Germán Posada Pinzón, con quien tiene parentesco en primer grado de consanguinidad, en el cargo de gerente de desarrollo de la sede de la universidad en el exterior.

Las faltas de la investigada fueron consideradas provisionalmente como grave y gravísima a título de dolo.