La Procuraduría General de la Nación abrió una investigación disciplinaria en contra de tres coroneles de la Policía por las presuntas irregularidades que se estarían presentando en la inmovilización de vehículos en Bogotá entre los años 2014 y 2017. La coronel Digna María Castro Morales, en su condición de jefe del Área de Administración de Información Criminal de la Dijín, y los tenientes coroneles Douglas Alejandro Restrepo Murillo y Hermes Javier Barrera Blanco, como jefes de la Seccional de Investigación Criminal de Bogotá, Sijín son investigados por estos hechos. De acuerdo con la queja instaurada ante el Ministerio Público, después de la inmovilización de un automóvil presuntos miembros de la Institución accedían al Sistema Operativo de la Policía Nacional, Sioper, que contiene los datos de los vehículos aprehendidos por orden judicial, y alteraban el registro del automotor. El órgano de control disciplinario determinó que quienes realizaban esas diligencias portaban la orden judicial que pesaba contra el vehículo, pero en algunas ocasiones habrían realizado el procedimiento sin tener la aprobación de una autoridad competente.