Cargando contenido

Foto: Referencial/Archivo RCN Radio.


El Presidente de la EPS Medimás Néstor Arenas le respondió a los señalamientos del Procurador General de la Nación quien señaló que la entidad estaría dando manejos irregulares a los dineros que recibe por la prestación del servicio de salud tanto en el régimen contributivo como en el subsidiado.

Arenas afirmó que los recursos de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) que le son transferidos a esa entidad por la atención de los usuarios están siendo girados directamente por el Ministerio de salud a las IPS y que no hay irregularidades en su manejo.

“Hay muchas imprecisiones en las declaraciones de la Procuraduría tenemos que decirle a la opinión pública que el 80% de los recursos que nos reconoce el gobierno por la atención de nuestros usuarios están siendo dispuestos por el ministerio de la protección social en un mecanismo de giro directo con lo cual se hace que los recursos sean recibidos directamente por la red prestadora de servicios” dijo.

El Presidente de Medimás aseguró también que ya se han legalizado un total de 1330 contratos con clínicas y hospitales para garantizar la atención de los casi cinco millones de usuarios que asegura la EPS en todo el territorio nacional.

Procuraduría investiga posible desvío de recursos de la salud


La Procuraduría General encontró cuatro nuevas irregularidades con la EPS Medimás relacionadas al precario servicio de salud que presta la empresa a sus contribuyentes.

El jefe del Ministerio Público, Fernando Carrillo aseguró que se evalúa el posible desvío de dineros que la EPS recibe por la Unidad de Pago por Capitación (UPC) que es el pago del Estado a las entidades para la buena prestación del servicio de salud.

Por ese dinero, Medimás recibe mensualmente $320 mil millones. Es decir, que desde la adquisición de Cafesalud, la EPS habría recibido cerca de un billón de pesos que se estarían usando, al parecer, para pagar la venta de inexistente la prestadora del salud.

Otro de los hallazgos de la Procuraduría es que a pesar de las advertencias, Medimás aún no cuenta con una red de servicio de salud para sus afiliados.

“De octubre a noviembre se han registrado más de 14 mil nuevas quejas, peticiones y solicitudes por parte los usuarios, además la inexistencia de una red de prestación de servicios de salud a nivel nacional que impacta el derecho a la salud en las zonas del país”, señaló Carrillo.

El órgano de control disciplinario encontró además un “incumplimiento de las obligaciones de los socios de Medimás, en su modelo de salud y modelo corporativo”.

Carrillo anunció que siguiendo las órdenes de la Corte Constitucional ya dieron traslado de esa información a la Fiscalía General para que investigue la colisión de posibles delitos por parte de los funcionarios de Medimás.