Una fuerte advertencia lanzó la Procuraduría General de la Nación al alcalde de Santa Marta, Rafael Alejandro Martínez, por su presunta participación en política, lo que le acarrearía una sanción disciplinaria.

El Ministerio Público solicitó que se abstenga de seguir asistiendo a eventos de la administración en compañía de Carlos Caicedo, exalcalde de esa ciudad y hoy aspirante a la Presidencia de la República por un grupo significativo de ciudadanos.

La Procuraduría le dice a Martínez que podría incurrir en una falta disciplinaria grave que le acarrearía una sanción y posible suspensión de su cargo.

“En adelante se abstenga de seguir realizando este tipo de comportamientos, los cuales pueden constituir faltas disciplinarias, conforme al artículo 48 numeral 40 del Código Disciplinario Único”, señala el Ministerio Publico.

La Procuraduría investiga las conductas de Martínez, que se ha repetido en varios eventos. Dice que “podría constituir una participación indebida de servidor público en favor de una opción o causa política”.