La Procuraduría General de la Nación solicitó a la Fiscalía iniciar el proceso de extinción de dominio sobre los bienes de la multinacional brasilera Odebrecht.

Esta determinación se da en medio del proceso que compromete a la multinacional en el escándalo de corrupción por la adjudicación de la Ruta del Sol II y sus otrosí, las irregularidades del contrato para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena y el crédito del Banco Agrario.

El Ministerio Público solicitó, adicionalmente, la adopción de medidas cautelares para asegurar los bienes que sean sometidos a extinción de dominio, que deberán quedar bajo depósito de la Sociedad de Activos Especiales para preservar el interés general y asegurar la eficacia de la justicia. (Lea aquí: Fiscalía da ultimátum a exministras Álvarez y Parody para que rindan interrogatorio por Odebrecht)

La Procuraduría sustentó su petición en las “actividades ilícitas realizadas en Colombia por la firma Odebrecht para beneficiarse indebidamente de contratos de obras públicas ofertados por el Estado colombiano, en contravención al ordenamiento jurídico colombiano”, y en el peligro de la pérdida de los bienes de la multinacional brasilera y sus filiales.

En su petición la entidad anexó un listado de los posibles bienes de Odebrecht que puedan ser objeto de extinción de dominio, que incluye 15 cuentas bancarias, 29 subcuentas y 15 predios.

Por el escándalo de corrupción de Odebrecht, la Procuraduría General de la Nación adelanta 8 líneas de investigación, que comprometen a funcionarios del Banco Agrario, la Agencia Nacional de Infraestructura, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, así como a 4 exministros.

A juicio del Ministerio Público, “el actuar de la firma Odebrecht corresponde a una verdadera empresa criminal que, como multinacional de corrupción, hizo lo propio en Colombia, República Dominicana, Brasil, Perú, Argentina, EEUU, por citar unos pocos países en donde desarrolló su conducta criminal”.