La Procuraduría General de la Nación le solicitó a la Corte Constitucional dejar en firme un apartado del artículo 60 del Código Sustantivo del Trabajo que prohíbe a los trabajadores presentarse en sus oficinas “bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes”. De acuerdo con el documento de la Procuraduría es necesario aclarar que no existe vulneración de derechos fundamentales bajo el entendido de que lo que se busca es que se reduzca el consumo de este tipo de sustancias en las personas. Para la Procuraduría la demanda que está siendo estudiada por la Corte Constitucional carece de fundamentos porque lo que busca la norma es la prohibición de presentarse al trabajo bajo los efectos de la droga y no el despido por el consumo de las mismas. Dentro de los argumentos que fueron expuestos por la Procuraduría en este tema indicó que la misma Corte Constitucional ha catalogado varias oportunidades “que presentarse al trabajo bajo los efectos de sustancias psicoactivas corresponde con un acto legítimamente reprochable, ya que excede la esfera íntima de la persona, por lo cual es una conducta que puede prohibirse en el ambiente laboral”.