La Procuraduría General de la Nación pidió a la Corte Suprema de Justicia que condene entre 5 a 7 años de cárcel al exsenador Julio Manzur Abdala, por haber promovido grupos paramilitares en el departamento de Córdoba entre los años de 1993 y 2006.
Para el Ministerio Publico están probadas las reuniones del dirigente conservador con los jefes militar y político de las AUC, Salvatore Mancuso y Carlos Castaño, para pactar alianzas y permitir el nombramiento de Jaime Augusto García Exbrayat como director de la Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS.

Esa alianza también incluyó la postulación como candidatos a la gobernación de Córdoba a los miembros de las AUC, Juan Carlos Aldana Aldana y Mario Prada Covos.

A juicio de la Procuraduría, el entonces senador también ayudó a los intereses de las AUC en la expedición de la Ley de Justicia y Paz.