Cargando contenido



La Procuraduría General de la Nación solicitó a las autoridades regionales los documentos de los planes y manejos sobre riesgos que han desarrollado tras registrarse la explosión en una de las minas en Cucunubá, Cundinamarca, que dejó por lo menos 13 personas muertas.

Las acciones adelantadas por la Procuraduría están dentro del marco de la Comisión Especial que dispuso el organismo de control con el objetivo de acompañar a las víctimas y verificar las articulaciones de las autoridades locales cuando se presentan estos temas.

“Entre los documentos que se requirió figura el Plan de Gestión del Riesgo del municipio, para revisar las acciones y planes previstos para la atención de desastres y evaluar eventuales ajustes”, señala el escrito de la Procuraduría.

De igual forma la Procuraduría anunció que el próximo 30 de junio se llevará a cabo una audiencia en la que participarán con las víctimas y autoridades para analizar la situación socio económica de la región y así brindar garantías a todos los sectores de la sociedad.

Para la Procuraduría, este acompañamiento es de la mayor importancia en la estructuración de programas de seguimiento preventivo sobre la operación minera en varios departamentos del país.