Cargando contenido

Foto: Ingimage



La Procuraduría alertó sobre la existencia de un nuevo cartel en el sector salud, en el cual las EPS estarían cobrando medicamentos, servicios médicos, citas de control para falsos pacientes de Sida en el departamento de Córdoba, departamento donde se desató el llamado ‘cartel de la hemofilia'.

La alerta es tan grande, en que procurador general, Fernando Carrillo, calificó como “un juego de niños” el escándalo de la hemofilia, al lado del nuevo cartel del Sida, el cual estaría conformado por funcionarios del sector salud y políticos.

Además, el procurador Carrillo anunció que la próxima semana el Ministerio Público se tomará el departamento de Córdoba para revisar la contratación de las EPS, incluso no se descarta que el fraude se haya desatado durante la administración del exgobernador Alejandro Lyons.

El anuncio se conoció desde el parque Libertadores, en donde Carrillo presenta el informe de gestión sobre su primer año a cargo de la Procuraduría General de la Nación.

En relación con el cartel de la hemofilia, según las investigaciones, se pagó cerca de 50.000 millones de pesos a centros médicos por suministrar medicinas a pacientes con hemofilia que nunca existieron.