Cargando contenido

La docente Catalina Toro dijo que los "cargos de poder" en la facultad de Derecho servían para encubrir casos de acoso.

Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Universidad Nacional
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Universidad Nacional
Foto: Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Universidad Nacional

La profesora Catalina Toro Pérez recibió el pasado 2 de mayo una carta del director del departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional, Carlos Medina Gallego. 

En el mensaje, Medina Gallego le hacía a la docente una "solicitud de información" y un "llamado de atención" sobre un escrito que ella publicó en sus redes sociales respecto al acoso en la facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales. 

Según el directivo, Toro Pérez usó el término "'mafia' para referirse a una institución académica y sus colegas".  

Medina Gallego también transcribió un fragmento del texto de la docente, que dice lo siguiente: "esta es una facultad de Derecho donde se atenta contra el derecho de las mujeres, estudiantes, trabajadoras y profesoras, donde los cargos de poder sirven para acallar, encubrir y apoyar los amigos... donde el derecho es una ficción y en su nombre se cometen toda clase de excesos, donde la impunidad... vergüenza deberían sentir... ojalá acabe pronto esta larga noche de impunidad y corrupción"

Para Medina Gallego, las afirmaciones de la profesora Toro Pérez "comprometen gravemente la imagen de la Universidad Nacional", de la facultad, del departamento de Ciencia Política, y "la honra y buen hombre de la institución, sus directivos, docentes y administrativos". 

El directivo le pide a la docente presentar la información que soporta los señalamientos y, además, "no interpretar este llamado de atención como persecución laboral ni de ningún otro tipo"

Según Medina Gallego, esta solicitud la hace con base en los deberes de los servidores públicos "establecidos en el artículo 34 de la ley 734 de 2002 (el Código Disciplinario Único)", y en un acuerdo del Consejo Superior Universitario de la Nacional. 

Toro Pérez, después de recibir la carta, la publicó en su cuenta de Facebook y la calificó de "oda neoconservadora a la censura". 

Unos días después, el seis de mayo, profesora le respondió a Medina Gallego. 

La docente dice que sus afirmaciones están amparadas "por el derecho a la libre expresión reconocido en varios instrumentos internacionales". 

"Una sociedad, y más aún una universidad pública que no tolere las críticas formuladas por sus integrantes, en particular cuando se trata de críticas a una cultura general que es indiferente a la violencia contra las mujeres, niega el pluralismo la tolerancia y el espíritu que invoca la democracia", dice Toro Pérez. 

Respecto a las denuncias que ha hecho, la profesora asegura que conoce "de primera mano la forma como se han cerrado casos de manera sospechosa que la Procuraduría ha obligado reabrir". 

"He sido testigo de denuncias de acoso laboral que 'desaparecen' en las instancias jurídicas de la universidad y que no son respondidas a las víctimas de acoso, ni enviadas a la Procuraduría", agrega. 

La docente va más allá y dice que hay denuncias sobre "redes de contratación, su relación con irregularidades con los nombramientos de cargos de directivos, interventorías sin informes, interventorías sin informes, intervenciones irregulares en infraestructura, contratos de extensión, concursos docentes, e irregularidades con las convocatorias de investigación". 

Afirma también que todo esto está relacionado "con las redes clientelares que se reproducen" en la facultad. 

Asimismo, afirma que "los profesores involucrados" han tratado de obligarla a retirar sus denuncias sobre acoso laboral y que ha conocido casos en los que "las estudiantes han sido presionadas para retirar las denuncias" contra docentes del departamento de Ciencia Política. 

Por último, la docente le pide a Medina Gallego que le informe cómo ha "destruido 'la confianza de la comunidad universitaria'" y cómo ha "vulnerado derechos fundamentales". 

Medina Gallego, por su parte, se refirió al tema en Twitter y señaló a la docente de "difamar, calumniar, desinformar, insultar y acabar con la honra de las personas".

Encuentre más contenidos

Fin del contenido