Cargando contenido

Las organizaciones celebraron la firma del protocolo que fija los lineamientos para adelantar la protesta social en Colombia.3

Formalización de la protesta social, firma simbólica.
Firma simbólica de la formalización de la protesta social en Colombia por el Ministro del Interior y delegados de las Naciones Unidas y la Sociedad Civíl.
Juan Manuel Vargas Ovalle

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- celebraron la firma del protocolo que fija los lineamientos para adelantar la protesta social en Colombia y que había sido postergado debido a las críticas de diversos sectores.

"De acuerdo con las normas internacionales del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, el derecho a la protesta social es una conjugación que se desprende del derecho a la libertad de expresión y del derecho a la reunión, ambos derechos reconocidos en una serie de tratados internacionales de derechos humanos", señalan las organizaciones.

Señalan que la firma de este convenio por parte del Gobierno Nacional es un avance hacia el respeto de los Derechos Humanos en Colombia y el fortalecimiento de la democracia.

“Estamos aquí para contribuir a que la legítima búsqueda de respeto y garantía de derechos a través de la movilización pacífica y el diálogo social redunden en mejoras en la situación de derechos humanos. El Protocolo firmado es un paso muy positivo hacia el respeto de la manifestación”, dijo Alberto Brunori, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La firma de este convenio es el resultado del trabajo, que durante un año, adelantó el Gobierno con la ONU y el PNUD, y en el que se analizaron y adecuaron las normas internacionales de derechos humanos sobre la atención a la protesta social pacífica por parte de los Estados.

El Representante Residente del PNUD, Martín Santiago Herrero, afirmó que “el Protocolo es una herramienta muy útil para que las autoridades garanticen los derechos de todas y todos los colombianos, lo cual incluye, por supuesto, los derechos de quienes no participan de la protesta. De esta manera, se dota de un instrumento adicional a la sociedad para el fortalecimiento de la Democracia y la ampliación de ciudadanía en el país”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido