Cargando contenido

Germán Vargas Lleras (izq.) y Álvaro Uribe Vélez (der.) / Fotos de Twitter y AFP



Las elecciones regionales que se realizaron este domingo 25 de octubre dejaron contundentes ganadores como el vicepresidente Germán Vargas Lleras y visibles perdedores como el uribismo.

Los grandes ganadores:

- Germán Vargas Lleras, vicepresidente de la República que arranca firme su carrera hacia la presidencia en 2018 con el aumento considerable de votos en todo el país por su partido Cambio Radical.

- Los candidatos de la Unidad Nacional (los partidos liberal y la U mantuvieron importantes cuotas de poder lo que será fundamental en la construcción de posconflicto una vez se firme la paz).

- Los que a pesar de las apuestas que no los favorecían, desafiaron esos pronósticos y llegaron a las alcaldías como Federico Gutiérrez en Medellín y Rodolfo Hernández en Bucaramanga.

- La Registraduría Nacional del Estado Civil. Termina su periodo Carlos Ariel Sánchez con unos resultados entregados a tiempo y sin mayores suspicacias.

Los grandes perdedores:

- El alcalde de Bogotá saliente, Gustavo Petro. Pierde con su candidata Clara López pero sobre todo con su lista de concejales progresistas que pasan de 8 a 1.

- Pierde en general la izquierda democrática que cede posiciones importantes en el país a otros partidos de tendencias distintas.

- El uribismo pierde su gran apuesta urbana: Medellín. No logra ganar con el que se daba por triunfador en las encuestas, Juan Carlos Vélez.

- El clan familiar de los Aguilar, Richard, el hijo, y Hugo, el coronel retirado, que son derrotados con sus respectivos candidatos en Santander.

- Nancy Patricia Gutiérrez, que a pesar de haber logrado montar en una misma causa a miembros de Cambio Radical como Germán Varón y el líder del Centro Democrático, Álvaro Uribe, no logró darle la pelea a su rival Jorge Rey.

- Alonso Salazar,que a pesar de arrancar con pie derecho en las encuestas y haber enfrentado la sanción que el procurador le impuso y que lo mantuvo algunos años al margen de la política, tuvo un rendimiento bajo en los resultados finales.