Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Quinchía, afectado tanto por el Fenómeno de la Niña como el Niño

El municipio de Quinchía en Risaralda se ha visto gravemente afectado por los dos fenómenos climáticos que se han presentado en el ultimo año, pues por un lado el verano acabó con el 80%  de la producción cafetera y las lluvias de los últimos días tienen en riesgo a mas de 100 viviendas.

Esta situación fue denunciada por el mismo el alcalde de la localidad, Jorge Alberto Uribe, quien dijo que no han llegado recursos, ni del orden departamental, ni nacional; para solventar las pérdidas de las cosechas de los caficultores, producto del Fenómeno del Niño, situación que según el propio Alcalde, ha llevado a los productores del grano abocados a dedicarse al cultivo de la caña.

"Si uno hace un análisis del café, cerca del 80% de la producción de Quinchía se perdió, lo cual es preocupante si tenemos en cuenta que estamos hablando de un municipio altamente cafetero, por eso se están migrando a nuevas formas de producción de la mano con el Comité de Cafeteros, pues desafortunadamente desde el orden nacional no se logran recursos", dijo el Alcalde de Quinchía.

Por otro lado, las intensas lluvias de las últimas semanas en Quinchía, han revelado la necesidad de reubicar más de 100 viviendas de la zona rural y urbana, las cuales se encuentran en zona de alto riesgo muchas de ellas no mitigables, para lo cual solicitó el Mandatario local la presencia de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder.

"En el corregimiento de Irra, tenemos un barrio con algunas viviendas en riesgo. También los barrios   Govia y el Galán presentan problemas de estabilidad y por eso estamos haciendo unos proyectos de impacto con la Cárder estudiando la presentación de proyectos, especialmente para quienes están llevando la peor parte en la presente ola invernal", dijo Jorge Alberto Uribe, alcalde de Quinchía.

Por último, con gran preocupación denunció el Mandatario, que cerca de 27 familias que se vieron afectadas en el municipio por la ola invernal entre los años 2010 y 2011, no han recibido sus viviendas nuevas, a pesar de tener desde hace mas de 5 años sus cartas cheques, como consecuencia de una problemática surgida con un lote.