En las últimas horas fue trasladado a la cárcel "La Tramacua" de Valledupar, Rafael Uribe Noguera, condenado a 58 años de prisión por el secuestro, violación y homicidio de la niña Yuliana Samboní, en hechos registrados el 6 de diciembre de 2016. Uribe Noguera se encontraba recluido en una celda especial de aislamiento en la cárcel La Picota de Bogotá. Sin embargo, debido a la gravedad de los hechos por los que fue sentenciado y al riesgo que existía en contra de su vida e integridad personal se ordenó su traslado a una cárcel de máxima seguridad.

(Lea también: Rafael Uribe Noguera fue atacado por reclusos de cárcel La Picota)

El pasado 2 de noviembre, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá condenó a 58 años y 10 meses de prisión a Uribe Noguera por su responsabilidad en los delitos de feminicidio agravado, secuestro agravado y acceso carnal abusivo con menor de 14 años.  En la decisión judicial de segunda instancia, se aumentó la sentencia, considerando que existían agravantes que no habían sido tenidos en cuenta tras el fallo emitido después de la aceptación de cargos del arquitecto de profesión. Igualmente se ordenó el pago de 1.658 salarios mínimos legales mensuales como multa por los daños causados. (Lea también: Padre de Yuliana Samboní pidió 60 años de pena para Rafael Uribe Noguera) En la cárcel de Máxima y Mediana Seguridad de Valledupar se encuentra privado de su libertad el violador en serie Luis Alfredo Garavito, sentenciado en diciembre de 1999 a 52 años de prisión por los delitos de homicidio agravado y tentativa de acceso carnal violento en menor de 14 años. Igualmente se encuentra recluido Javier Velasco, el hombre que secuestró, torturó y violó a Rosa Elvira Cely en inmediaciones al Parque Nacional de Bogotá. Velasco fue sentenciado a 48 años de prisión por estos hechos, y tiene en su contra otras dos sentencias por el acceso carnal abusivo a sus dos hijastras y la violación a una trabajadora sexual.