El Instituto Nacional de Vías y la Gobernación del Magdalena lograron un acuerdo para reiniciar los trabajos en el corredor que comunica a los municipios de Palermo y Salamina de ese departamento, conocida como la Vía de la Prosperidad, la cual estuvo paralizada por varios meses, debido a errores en su proyección.


Este acuerdo, firmado por Carlos García del Invías y la gobernadora Rosa Cotes, estipula disminuir el alcance contractual hasta los 17.5km intervenidos y la terminación del puente Caño Clarín, la no ejecución de las variantes de Palermo y Sitio Nuevo (que se adjudicará en otra licitación) y ampliar el plazo de entrega de obras hasta julio de 2018, entre otros.


Con esta variación el contrato reduce su valor de $432.000 millones de pesos a un costo aproximado de $295.000 millones y para que adelante estas labores se autoriza un costo adicional de $60.000 millones de pesos. El Invías se comprometió al giro de los 113.500 millones de pesos con los que se había comprometido para la Gobernación del Magdalena.


Para los recursos disponibles por valor de 137 mil millones de pesos se hará un Concurso de Méritos para estudios y diseños de las variantes de Palermo y de Sitio Nuevo.


La Gobernación aportará recursos adicionales por valor de 100 mil millones para avanzar en la carretera entre Sitio Nuevo y Guaimaro, mientras que las divergencias contractuales distancia y precio serán llevadas a un Tribunal de Arbitramento.