http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/PadreFranciscoDeRoux24Julio.mp3

El padre Francisco de Roux explicó que la reconciliación, las víctimas y la preocupación por el asesinato de líderes sociales fueron los tres puntos del encuentro entre los exjefes del paramilitarismo y las Farc.

De Roux aseguró, luego de participar en la reunión entre antiguos integrantes de grupos paramilitares y jefes de las Farc, que desde que inició el encuentro se veía alegría de las dos partes, "había incertidumbre y expectativa en la reunión, no había ambiente de recriminaciones".

Según los detalles revelados por el padre de Roux, la reunión inició con intervenciones de paramilitares y luego de los miembros de las Farc, "se pidieron excusas pero se plantearon cosas de fondo además la posibilidad de nuevas reuniones".

De igual forma el sacerdote indicó que en las conclusiones se pudo determinar qué hay que avanzar en la reconciliación, la sensibilidad hacia la justicia, la determinación de decir la verdad no sólo jurídica, "No es una verdad para exacerbar los odios ni las venganzas, es para construir sobre eso".

El padre del Roux también recalcó que frente al proceso con los paramilitares se puede decir que el de las Farc ha sido "más grande, más serio, más cuidado y además verificado por Naciones Unidas", aunque "los dos (procesos) tienen vacíos".

Finalmente, reiteró qué hay que trabajar en el odio que se vive en el país y sobre todo en redes sociales. "Los que no se enfrentaron a la muerte siguen atrapados en la locura y no se dan cuenta que pueden precipitarse al abismo llevándose a mucha gente. La única solución es qué hay un propósito activo de construir una realidad diferente".