Cargando contenido

Esa entidad pidió que delitos como el reclutamiento sean aceptados ante la JEP.

Secuestro y violación
Foto Referencia

La Defensoría del Pueblo destacó el reconocimiento que hicieron varios exjefes de la extinta guerrilla de las Farc a través de un comunicado, en el que pidieron perdón por los secuestros perpetrados en medio del conflicto armado interno. 

A través de su cuenta de twitter, esa entidad reconoció que “declaración de ex FARC, que reconoce secuestro como grave error, es gesto de reconciliación y respeto por víctimas”,  

En contexto: "El secuestro es un asesinato, el peor de los crímenes”: Ingrid Betancourt

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo pidió que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), acepte la comisión de delitos como el reclutamiento y la violencia sexual. 

“La Defensoría manifiesta su complacencia e invita a que la aceptación sea extensiva para delitos cuyas víctimas también esperan expresiones de arrepentimiento”, señaló esa entidad.

La Defensoría del Pueblo dijo que que dentro del cumplimiento del acuerdo de paz, es necesario contar la verdad sobre todos los delitos que se registraron en el país en medio de la violencia armada, en los que incurrió las Farc.  

“La Defensoría insta a que cualquier manifestación de ex FARC sobre reprochable lista de hechos como reclutamiento, delitos sexuales, inducción al aborto, entre otros, se realice con preferencia ante JEP”, precisó esa entidad.

Cabe mencionar que en las últimas horas, Rodrigo Londoño 'Timochenko', Pablo Catatumbo, Pastor Alape y Rodrigo Granda, entre otros exguerrilleros, pidieron perdón por los secuestros en el marco del conflicto y reiteraron su compromiso de rendir cuentas ante la justicia.

"(...) estamos aquí para, desde lo más profundo de nuestro corazón, pedirle perdón público a todas nuestras víctimas de secuestro y a sus familias", señala uno de los apartes del comunicado.

Aseguraron que el secuestro "fue un gravísimo error del que no podemos sino arrepentirnos" y lamentaron no haber escuchado los clamores de Andrés Felipe Pérez, el niño de 12 años quien murió de cáncer en diciembre de 2001, esperando a que las Farc liberaran a su padre, el cabo de la Policía José Norberto Pérez.

De interés: Farc pide perdón a la víctimas del secuestro

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido