Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Investigadores del INS
Cortesía INS

La directora del Instituto Nacional de Salud (INS), Marta Ospina, confirmó una reducción del presupuesto de la entidad, por cerca de 20 mil millones de pesos, lo que afectará el proceso de reestructuración, ampliación e investigación en el país.

El anuncio lo realizó en la Comisión Séptima del Senado de la República, donde presentó el grave panorama financiero de la entidad.

“En el marco de la pandemia de la COVID nosotros recibimos recursos por 15 mil millones de pesos que han permitido ampliar la capacidad en vigilancia y laboratorio, para un total de 79.309 millones de pesos, una cifra que el año pasado solicitamos y no se puedo obtener”, indicó.

Lea además: Gobierno prevé que el pico de la pandemia llegará en agosto

Agregó que del total de los recursos, 46.929 millones son para gastos funcionamientos y 32.280 millones para gastos de inversión. “La ejecución total del Instituto Nacional de Salud, a 30 de julio, es del 57.9%, en funcionamiento 55.8% y en inversión 60,9%”, destacó.

La funcionaria señaló que el presupuesto solicitado, para el 2021, sería de 96.716 millones de pesos; sin embargo, éste sería menor.

“El presupuesto que nos han anunciado es de 77.000 millones de pesos, lo que significa un faltante de casi 19.704 millones de pesos, una disminución de casi 20.000 millones de pesos, como ha ocurrido en los últimos años, este dinero es para hacer lo que hacemos y que Colombia requiere en el día a día, y que representa un 20% del toral que equivale a  3.400 millones de pesos, los cuales son de gastos en funcionamiento, seguridad en laboratorios, elementos básicos de protección personal, que no podemos restringir mientras que en inversión se alcanzaría el 30%”, manifestó.

La directora del INS señaló que con el faltante de estos recursos se ven afectadas las cuatro líneas de trabajo.

“En producción unos planes de expansión en materia a otros anti-venenos, ya tenemos los dos sueros antiofídicos para las serpientes corales y otros tipos de víboras, tenemos el suero antilonómicos y el suelo antilacranico, por lo que es importante que estos lotes se sigan produciendo en el país”, afirmó.

Lea también: Remdesivir: EE.UU. adquiere casi la totalidad de la producción del fármaco

Agregó que el instituto tiene planes para hacer maquila para otros países con venenos, pero este proceso se puede ver afectado al no poder comprar nuevos equipos de aire con unos filtros especiales para los cultivos.

“En renovación tecnología es la más afectada por el mantenimiento y actualización de los equipos de laboratorios, porque estamos hablando de más de 10 mil que tiene que ser calibrados, pero privilegiamos los que depende de las acreditaciones que tenemos, pero requeríamos cambiar el aire principal del laboratorio de virología y según esto no lo podemos hacer”, sostuvo.

A su vez, subrayó que las donaciones de diferentes países ha sido muy importante para renovar equipos, lo que ha sido muy importante para Colombia.

“En medio de las preocupaciones por la COVID-19, las donaciones y ayudas de muchos han permitido algún tipo de renovación, es así como a través de la Embajada en Japón, estamos gestionando unos cuartos fríos, si no es a través de estas ayudas y con el recorte del presupuesto, es muy difícil hacerlo”, resaltó.

Dijo que los recursos que hacen falta afectan también en la investigación, capacitación y actualización del personal.

Yo sé que 20 mil millones de pesos parecen no ser muchos recursos, pero para nosotros lo es, porque nos permite estar al día, en vigilancia nos golpea mucho casi que un 80%, en la parte de epidemiología y el acompañamiento de campo, el observatorio nacional de salud, lo afecta en el personal que pueda tener, pero también en las líneas de investigación, los bancos de sangre”, dijo.

Advirtió que además queda frustrado el poner a punto el laboratorio de genética, que tendría un costo de 15 mil millones de pesos, con presupuesto del próximo año.

“Se requiere hacer una reparación preventiva, pero ante la falta de recursos, hemos bajado todos los equipos pesados para que el edificio colapse, pero igual las instalaciones son pequeñas”, manifestó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.