Aunque la plenaria del Senado ya había terminado de votar los impedimentos presentados durante la discusión de la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, unas recusaciones presentadas a última hora por el uribismo enredan el trámite del proyecto.

El Centro Democrático recusó al senador Armando Benedetti por no declararse impedido, tras tener indagaciones preliminares en la Corte Suprema.

El parlamentario de ‘la U’ dijo que se trata de una maniobra dilatoria y afirmó que: “No estoy impedido para la JEP. En una argucia del Centro Democrático me ha recusado en el debate del proyecto. Por lo tanto no podré participar en la discusión de la misma hasta que la Comisión de Ética del Senado se pronuncie”.

“Yo no me quiero declarar impedido después de que me recusaron, sería bastante absurdo. Entonces, soy preso y sujeto de los temores que puede acarrear esa recusación y por lo tanto me abstengo de votar cualquier tema hasta que la Comisión de Ética se pronuncie”, indicó.

El senador Roy Barreras protestó por la actuación del uribismo y a su vez presentó varias recusaciones contra congresistas de esa bancada.

“Me permito recusar a toda la bancada del Centro Democrático por cuanto las decisiones de esa bancada son tomadas de manera mayoritaria y la mayoría de sus senadores tienen investigaciones en la Corte Suprema de Justicia. Ellos no han aportado prueba alguna para la recusación de mi compañero, el senador Benedetti”, indicó.

El senador Ernesto Macías vocero del Centro Democrático respondió y aseguró que “yo no le puedo aceptar al senador Barreras que exprese en la plenaria que la mayoría de la bancada del Centro Democrático tiene investigaciones, no sea irresponsable que eso no es cierto”.

La Comisión de Ética o la Mesa Directiva del Senado serán las responsables de resolver las recusaciones presentadas a última hora en el debate de la JEP.