La Unidad de Restitución de Tierras (URT) anunció el refuerzo del proceso de devolución de terrenos en Urabá, con el fin de avanzar en el estudio de cerca de 1.200 solicitudes. Según el organismo, el año pasado la Unidad en su seccional Antioquia presentó un total de 1.131 demandas ante jueces de restitución de tierras. Esto quiere decir que "nuevos municipios de las regiones de suroeste y Bajo Cauca antioqueño comenzarán a ser intervenidos en el nuevo año por la Unidad, para lograr que más predios despojados o abandonados por causa del conflicto armado regresen a sus legítimos dueños", señaló la entidad en un comunicado. Por su parte la directora de la dirección territorial Antioquia, Paola Cadavid Acevedo, anunció que el proceso de restitución llegará a municipios como Salgar, Betulia y Betania (suroeste), y Cáceres (Bajo Cauca). "También se ampliará la intervención que se viene haciendo en Santo Domingo (nordeste); así como en Turbo, Necoclí y Arboletes, en el corredor de la región de Urabá, donde se concentran los casos más emblemáticos de despojo y mayor número de densidades", indicó la funcionaria. "En Urabá entraremos a veredas como Arenas Monas, Campanita y Sapindonga, de Arboletes; en Lucio, Isaías Arriba y La Palmera de Turbo; y El Venado Sevilla y Nueva Esperanza, de Necoclí", dijo Cadavid. Agregó que "en total serán 77 veredas nuevas donde entraremos a documentar posibles casos de despojo, en los que se definirá su inclusión en el Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas Forzosamente y la posterior presentación de la demanda ante los jueces de restitución. Hasta el momento, en esta zona contamos con cerca de 1.200 solicitudes de restitución". La funcionaria informó que se ampliará el trabajo en el Bajo Cauca, donde ya se cuenta con concepto de seguridad para entrar a La Esperanza, de Nechí; El Aguacate, de El Bagre; La Catalina, La Corcobada, El Brasil, Margento y La Ilusión, de Caucasia; y Anará, de Cáceres. Durante 2015 esta dirección territorial presentó ante los jueces de restitución un total de 1.131 demandas, lo que significa un 108% más, comparado con las demandas de 2014. Además, se tomaron 1.786 decisiones de fondo frente a las solicitudes presentadas ante la URT (entre inclusiones al Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas Forzosamente, no inclusiones, desistimientos, no inicios, entre otros.) que representan un 78% más que las decisiones tomadas en 2014. "El proceso de restitución avanza a paso seguro en Antioquia, donde ya contamos con 178 sentencias que han devuelto a sus legítimos dueños un total de 3.300 hectáreas", puntualizó Cadavid Acevedo.