Los municipios de Garzón, Oporapa, Rivera, La Plata y Teruel se ven seriamente afectados por ocho incendios forestales que se registran en la zona norte y occidente del Huila. Los bomberos locales trabajan intensamente en cada uno de estas poblaciones con el propósito de frenar este daño ambiental generado por las quemas en el sector agropecuario. “Estamos muy preocupados porque hoy hemos visto que se han aumentando los incendios forestales, es así como tenemos ocho incendios activos, de los cuales tres se gran presentado en el municipio de Rivera, donde tenemos las unidades bomberos de la mano de la comunidad atendiendo estas emergencias”, resaltó. La directora de emergencias del Huila Isabel Hernández, denunció que la situación es crítica porque los huilenses no han querido tomar conciencia del cuidado del medio ambiente y del riesgo que representa realizar las llamadas ‘quemas controladas’ que después se salen de control. “Pero nos llama la atención que en Rivera se presenten tantos incendios y por eso es muy importante que la comunidad tome muy enserio las medidas de prevención porque se conoce que son conflagraciones que se han generado por quemas que hacen las personas con fines agropecuarios”, subrayó. Las autoridades ambientales llamaron la atención de los huilenses para que denuncien a las personas que están realizando quemas cuando están completamente prohibidas, con el propósito de imponer las respectivas sanciones teniendo en cuenta el gran daño ambiental que está sufriendo el ecosistema del Huila.