Cargando contenido

Foto: Referencial. Cortesía Cruz Roja Colombiana.

El gerente del Instituto de Tránsito de Boyacá, ITBOY, Fernando Morales Acuña, reveló que el territorio boyacense no es uno de los departamentos más seguros en materia de seguridad vial, ya que en el año 2017 se registraron más de 200 fallecidos en las carreteras nacionales que existen en este departamento.

El funcionario considera que en Boyacá al igual que en muchas regiones del país se tiene problemas relacionados con alto flujo vehicular y alta transitabilidad en las vías, situación que afecta la salud pública como consecuencia de la accidentalidad a raíz de la inseguridad vial.

“En el país fueron más de 6.500 muertos en 2017 y esto permite deducir que la accidentalidad es la primera causa de muerte violenta en el país”, dijo Morales Acuña.

La accidentalidad en Boyacá afecta a los boyacenses y la gran mayoría de tragedias de tránsito ocurren en vías nacionales como el caso de la doble calzada Briceño-Tunja-Sogamoso BTS, que son operadas por concesionarios privados.

Fernando Morales precisó, que no existe una cultura que implique el control electrónico de velocidad, para que no se presenten excesos hace falta señalización y se hace necesario que se incrementen por parte del gobierno nacional, las actividades de verificación e interventoría  sobre los compromisos que tienen que adoptar los contratistas y concesionarios privados en las carreteras nacionales, para así disminuir los índices de accidentalidad en Boyacá