Cargando contenido

Foto AFP



Ante la Presidencia de la República fue radica la solicitud del alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, para congelar por un año el cobro del impuesto predial en la ciudad como una solución al inconformismo de la comunidad por el aumento en las tarifas de este tributo, luego de la actualización catastral que adelantó el Instituto Geográfico Agustín Codazzi.

El documento dirigido al presidente, Juan Manuel Santos Calderón, también fue firmado por el personero y 14 de los 19 concejales del municipio.

El alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo que la intención es que el Gobierno Nacional decrete el congelamiento del cobro del impuesto correspondiente a la actualización que adelanta el IGAC, la cual se encuentra en un 51% de ejecución.

Argumentó que la iniciativa podría ser aceptada debido a la alta tasa de desempleo, el incremento de la informalidad y los bajos ingresos económicos de los ibaguereños.



De suspenderse el cobro, la Alcaldía podría mantener las tarifas del año anterior, mientras se culmina la modernización con el fin de implementar los nuevos avalúos de forma general a todos los predios.

Adicionalmente, la Administración presentará al Concejo un proyecto de acuerdo que permita ampliar los plazos de pago y establecer un límite de incremento del 25 % para los estratos 1, 2, 3 y 4.

Es de recordar que tras las denuncias ciudadanas por el presunto incremento exagerado en las tarifas del predial y supuestos hechos de corrupción, la Fiscalía abrió una investigación al convenio firmado entre el municipio y el IGAC para la renovación del catastro en la zona urbana de Ibagué.