Foto: Corporación Autónoma Regional CAR.

Se trata de dos tramos del jarillón en las riveras del río Suarez, a su paso por la vereda Hato Viejo, en jurisdicción del municipio de San Miguel de Sema. Según se indicó por parte de la Corporación Autónoma Regional CAR, la afectación es producto del uso inadecuado  de habitantes y transeúntes, quienes utilizan el jarillón como carreteable, por donde transitan vehículos de carga y paso de ganado y todo tipo de animales. Dos tramos, cada uno de aproximadamente 60 metros de longitud del citado jarillón, han resultado afectados y sufrieron fracturas o fallas, que en estos momentos están siendo evaluadas por profesionales de la Corporación para ser atendidas, junto con los comités, local y departamental de gestión del riesgo. Ante esta situación, la CAR se mantiene en alerta para atender cualquier emergencia de desbordamiento que eventualmente se pueda presentar en esta temporada de lluvias, realizando monitoreos continuos en la zona.