Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tota, Boyacá, langostas, plaga, invasión
Fundación Tota Sostenible

Una especie invasora en el Lago de Tota tiene en alerta a las comunidades cercanas al espejo de agua. Se trata de la aparición de una especie de langosta o 'cangrejo rojo' que podría generar problemas graves en los ecosistemas del afluente.

Según un estudio presentado en el 2011 por el Instituto Alexander Von Humboldt, estos animales fueron introducidos al país en el año 1985, en calidad de especie experimental para un proyecto en el Valle del Cauca, pero empezó a propagarse en otras regiones como la Sabana de Bogotá, en la laguna de Fúquene y en el alto Chicamocha.

Diego Alonso Pedraza, subdirector de la Fundación Tota Sostenible, indicó que esta es una especie invasora, la cual termina comiéndose a los animales de menor tamaño y generando problemas en los distritos de riego, porque obstaculizan los equipos de succión que permiten trasladar el agua hacia los cultivos que quedan en la ribera del Lago. 

Lea también [Video] Polémica por concierto clandestino en Duitama, Boyacá

“Nuestros cultivadores nos indicaron con vídeos y fotografías, que estas langostas aparecieron cerca al Lago de Tota, y se ha podido establecer que es una especie introducida al país en 1985 por una empresa agropecuaria vallecaucana, con fines de explotación para el consumo humano.

Al parecer se les escapó algunos de estos animales, llegando a la sabana de Bogotá, posteriormente a la Laguna de Fúquene y por último en el alto del Chicamocha. "Ahora la advertimos en el Lago de Tota, situación que se suma a los inconvenientes que hemos tenido con la calidad del agua del espejo hídrico”, dijo Pedraza. 

Ante el hecho, un grupo de funcionarios de Corpoboyacá adelantará un monitoreo en el Lago de Tota, para identificar la ubicación actual y detallada del cangrejo rojo americano, (Procambarus clarkii), en los municipios de Aquitania, Cuitiva y Tota. 

Le puede interesar Cónsul de Panamá en Colombia murió tras ser arrastrada por una creciente en Huila

Desde la entidad ambiental se sigue en la búsqueda de nuevos sitios que reporten presencia de la langostilla roja, con el fin de obtener un conocimiento más acertado sobre su comportamiento y los impactos negativos que pueda ocasionar al ecosistema acuático y la biodiversidad en el Lago de Tota.

Igualmente, desde Corpoboyacá se emitieron las siguientes recomendaciones:

  • No transportarlo a nuevos cuerpos de agua.
  • No manipularlo directamente con la mano.
  • No emplearlos como mascota, pueden escaparse y colonizar nuevas áreas.

Por último, se insta  a los municipios a realizar control y vigilancia en cuanto al comercio de animales vivos en acuarios, restaurantes, actividades de transporte de mercancías de origen acuícola, especialmente, en los sitios donde esta detectada la especie.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.