Organizaciones ambientalistas del Tolima rechazaron las decisiones de los concejos municipales de Ortega y Armero Guayabal que abren la posibilidad de ejecutar proyectos mineros en estas jurisdicciones. En el caso de Ortega la corporación hundió el proyecto que buscaba la realización de una consulta popular contra la extracción de minerales e hidrocarburos en su territorio, mientras que en Armero el cabildo avaló un acuerdo que da vía libre a la explotación minera en la localidad. Renzo García, líder del Comité Ambiental en Defensa de la Vida del Tolima, dijo que es inaceptable que las determinaciones se tomen sin el consentimiento de la comunidad que cuenta con el derecho legal para decidir sobre el rumbo productivo de su territorio. Aseguró que permitir la extracción de recursos naturales sin involucrar a la población fortalecerá movimientos sociales como paros y protestas. García agregó que la organización acompañará a las comunidades de estas localidades que podrían insistir en la presentación de iniciativas que restrinjan la extracción minera. Por su parte el alcalde de Ortega, Carlos Escobar, advirtió que una vez sea notificado oficialmente, objetará el acuerdo para que el Tribunal Administrativo del Tolima defina su viabilidad.