Más de un centenar de empleados de la compañía multinacional AngloGold Ashanti se acogieron el programa de retiro voluntario, tras el anuncio de las directivas de suspender las operaciones en el proyecto La Colosa ante los resultados de la consulta popular adelantada en ese municipio. Juan Camilo Nariño, director de Asuntos Corporativos de la empresa, recordó que aunque en algunas etapas, el proyecto llegó a vincular hasta mil personas, en la actualidad cerca de 400 profesionales, técnicos y operarios estaban incorporados a su fuerza laboral. El Director de Asuntos Corporativos de AngloGold Ashanti dijo que las decisiones de las altas Cortes y la activación de mecanismos constitucionales como la consulta popular generan enorme inseguridad jurídica, en especial para las compañías serias que pretenden desarrollar procesos en estricto apego a la ley y de manera sostenible. Aunque el camino por recorrer, de momento, parece largo, antes de que se hable de un retiro definitivo de la compañía o la devolución de los títulos que le fueron adjudicados, Nariño precisó que se deberán adelantar revisiones mucho más profundas desde el punto de vista jurídico para determinar si procede la presentación de demandas contra el Estado. AngloGold Ashanti había completado 14 años de presencia en el Departamento y su retiro ha generado inquietud en algunos sectores que consideran podría haber serios impactos sobre la economía local.