La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales – ANLA, confirmó que sancionó a la empresa Emgesa por el incumplimiento del retiro de la biomasa y la madera que se encontraba en el vaso de llenado de la represa de El Quimbo. La entidad mediante Resolución No. 381 del 07 de Abril de 2016, declaró responsable a la sociedad Emgesa S.A. E.S.P., de “No haber adelantado las actividades de repicado, apilado y retiro de la madera y la biomasa producto del aprovechamiento forestal en el vaso del embalse del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo – PHEQ”, señala el comunicado. La máxima autoridad ambiental en el país ratificó que la multa será de ($2.503´258.650.oo). Además determinó “la responsabilidad de Emgesa S.A., teniendo en cuenta que las obligaciones cuyo incumplimiento se verificó por parte de esta autoridad ambiental, estaban relacionadas con el retiro de la biomasa y la madera, producto del aprovechamiento forestal realizado en el vaso del vaso del embalse del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo – PHEQ, así como con el repicado y apilado del material vegetal proveniente del mismo, las cuales debían cumplirse antes de iniciar la fase del llenado del embalse”. Según la Anla los hechos por los cuales se impuso la sanción, están relacionados con el incumplimiento de las obligaciones establecidas en la Licencia Ambiental otorgada a través de la Resolución No. 0899 de 2009. El proceso de construcción de la represa de El Quimbo se desarrolló a lo largo de los municipios de Garzón, Gigante, El Agrado, Paicol, Tesalia y Altamira, en el centro del departamento del Huila, donde las comunidades denunciaron graves problemas ambientales. “La ANLA, en cumplimiento de las facultades de seguimiento, vigilancia y control, así como las sancionatorias previstas en la Ley 1333 de 2009, viene realizando la debida gestión ambiental en la revisión de los proyectos, obras o actividades sujetos a licenciamiento”, subrayó el documento. Las autoridades ambientales en el Huila, liderados por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, desde del inicio del llenado del embalse, advirtió los graves efectos y el impacto ambiental negativo que se tendría en la zona de no retirar oportunamente todo el material vegetal que se encontraba en el vaso de llenado. “La última evaluación indica que se tienen cerca de 42 mil metros cúbicos de madera y biomasa que no ha sido retirada y al redor de siete mil metros cúbicos de guadua que fue inventariada y que nos indica que este material no ha sido retirada.”, subrayó, Carlos Cuéllar, director de la Cam.