Cargando contenido

Cristian Camilo Ruíz Betancourt aceptó los cargos imputados por el juez.

Sepelio
Sepelio de Mauren Llanos
RCN Radio

En medio del repudio y el rechazo de los ciudadanos, ayer fue sepultada en el cementerio central de Florencia, Mauren Llanos, la bebé de 13 meses que murió luego de ser abusada sexualmente y asfixiada al interior de una residencia de un populoso sector de la capital del Caquetá.

El director de Fiscalías en el Caquetá, Luis Alexander Bermeo, relató la forma como sucedieron los hechos.

“Cerca de la cama donde se estaba quedando la pareja con la niña hay una ventana, esta persona aprovecha que los padres están dormidos, saca la niña, la sube al tercer piso de la residencia y es donde procede a manosear la bebé y posteriormente lleva a cabo una serie de tocamientos y penetraciones, también le aparecen golpes en la cabeza, por lo que la niña muere a raíz de la presión que esta persona hizo en el cuello de la menor y la deja en una alberca donde es hallada sin signos vitales”, afirmó el fiscal.       

Después de que Cristian Camilo Ruíz Betancourt, capturado como responsable del homicidio de la menor, aceptara los cargos de feminicidio y acceso carnal violento agravado, una juez de control de garantías, ordenó recluirlo en la cárcel El Cunduy de Florencia.

“Se aceptaron los cargos por parte de Ruíz Betancourt, por la tanto la juez decidió mantenerlo privado de la libertad y fue enviado a la cárcel El Cunduy”, indicó.

Las organizaciones de mujeres del Caquetá se mostraron indignadas y pidieron a las autoridades tomar medidas, para evitar que este tipo de hechos sigan ocurriendo en la región.

La Fiscalía solicitó la máxima condena de prisión para el asesino, decisión que tomará un juez en los próximos meses. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido