Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Avenida Calle 13
Decenas de transportadores de carga y de pasajeros protestan en vías de Cundinamarca aledañas a Bogotá y sobre la Carrera 13.
Foto: Inaldo Pérez / RCN Radio

Desde hace algunos años se ha hecho compleja la movilidad entre municipios como Funza, Mosquera Madrid y Facatativá con Bogotá, y nos preguntamos ¿De qué manera enfrentan los habitantes de estos lugares el trancón diario?

Cada medio de transporte tiene sus ventajas, desventajas y peligros, por eso acompañamos el día a día de quienes viven en la Sabana, pero trabajan o estudian en Bogotá

Sandra Linares tiene 42 años y su medio de transporte es el bus, o mejor dicho, los buses. Asegura que se ve obligada a hacerlo, ya que no cuenta con algún otro.  

Actualidad en CundinamarcaSuspenden cobros de impuesto predial en Soacha por revisión

“Siéndote sincera no le veo ninguna ventaja”, dice y explica que la imprudencia de los conductores, tener que esperar la llegada y la lentitud de algunos hacen que su viaje diario no sea el mejor.

“Más que beneficios me parece perjudicial, pero pues, no habiendo más, ahí sí como dice el dicho: nos tocó”, concluye.

Audio

(AUDIO) ¿Cuál será el mejor medio de transporte entre Bogotá y la Sabana?

0:27 5:25

En su recorrido diario tarda en general 1 hora 50 minutos, para arribar a su empresa en el centro.

“De mi casa al trabajo salgo a las 5:20 y más o menos estoy llegando tipo 6:30 a la Zona-In, en la 13 con 68", dice.

Agrega que "de ahí me transporto en SITP a la 7 con 32”, para llegar a eso de las 7:00 de la mañana", según ella.

Aclara que si hay un accidente, puede tardar hasta 2 horas y media, es decir, una velocidad promedio de 12,8 km/h.

Sobre la pandemia: La travesía de hasta 40 días para llevar vacunas a los lugares más remotos

Marco Antonio Cano se mueve en su vehículo particular y asegura que “lo único bueno es la comodidad”.

Advierte que escogió el automóvil sobre otros medios “porque el transporte público es muy incómodo, la moto es muy peligrosa y la bicicleta, pues, el estado físico no me da”, y ríe mientras lo dice.

Hasta 2 horas tarda en llegar al occidente de Bogotá. Un poco más rápido que en bus, porque no se detiene a recoger a nadie, pero cuando hay pico y placa “tengo que madrugar más y así estar antes de las 6:00” y si se atrasa un poco debe quedarse parado a las afueras de la capital y así evita una multa.

La congestión comienza, según él, a las 5:30 de la mañana o antes. Por ese trancón es que Ingrid Suárez se bajó de su vehículo y se compró una moto.

Más noticiasSalud emocional de las mujeres, la "pandemia oculta"

“Nos movilizábamos en carro, pero el tráfico es extremadamente denso, entonces teníamos lapsos de 2 horas y media por trayecto para poder llegar al lugar de trabajo”, recuerda.

Al preguntarle cuánto tarda ahora, asegura que “de 1 hora y cuarto a 1 hora y veinte”.

Se moviliza a Chapinero, haciendo el cálculo su velocidad promedio es de 29 kilómetros por hora.

Esa es la parte buena, la mala es que “ocupo mi carril central, pero aun así me echan el bus encima”.

Añade que hace poco le ocurrió un hecho de ese tipo y casi invade el espacio de la berma, que cada vez está siendo más utilizado por ciclistas, como Javier Vásquez.

“Yo salgo de aquí, de Madrid, hasta la zona del Restrepo al (barrio) El Olaya”, dice.

En el itinerario, según él tarda “una hora y media o una hora y veinte cuando me rinde”.

Noticias del covid-19: Así se siente regresar al colegio en pandemia

Este hombre recorre cerca de 70 kilómetros diarios en su bicicleta. Su velocidad promedio es un poco más lenta que la moto, pero mucho más rápida que la de un carro o un bus.

Para John, la principal dificultad al andar en bicicleta es “la imprudencia, sobre todo la del transporte público”.

Este inconveniente se hace más grande con el hecho de que a menudo anochece en el recorrido de regreso.

“Claro, yo salgo de Bogotá por lo general a las 5:30 o 6:00 de la tarde. Acá estoy llegando a las 7:00 o 7:30 y la Avenida 13 ya está oscura”, advierte.

Por supuesto el temor a la noche en las vías de salida de Bogotá no solo obedece a la posibilidad de un accidente, sino de un robo.

Pasan otras cosasJuan Pablo Culasso, el hombre del oído absoluto y de los sonidos invisibles

Así las cosas, el transporte más rápido de la sabana es la moto, el más lento es el bus.

En lo que respecta al bolsillo: 

Sandra en bus paga $12.600 diarios: uno intermunicipal y uno urbano.

En automóvil, Marco se gasta entre $19.000 y $25.000 en peajes y gasolina.

Ingrid invierte unos $6.000 Por día en el combustible de su moto

John solo se mete la mano al bolsillo cuando se pincha su bicicleta.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.