De acuerdo al piloto (r) de la Fuerza Aérea, se trató de una imprudencia que por fortuna no dejó hechos que lamentar.

Helicóptero en Mariquita
Por fortuna el hecho no dejó menores heridos.
Pantallazo tomado de YouTube

RCN Radio consultó a un piloto (r) de la Fuerza Aérea para analizar el aterrizaje de un helicóptero en una cancha de fútbol llena de niños en Mariquita, Tolima.

“Se evidencia afán por parte del piloto. Es un acto de imprudencia porque un aterrizaje jamás debe hacerse con niños”, dijo el piloto (r) Andrés Rodríguez. 

Pánico por aterrizaje de helicóptero en cancha donde jugaban niños

En el aterrizaje se habrían presentado al menos cinco errores de procedimiento que, según Rodríguez, iniciaron con el “exceso” de velocidad, sumado a que no muestra cumplimiento de un plan de vuelo, ya qué no se preparó el sitio para el aterrizaje.

De igual modo Rodríguez recalcó que hubo error en la falta de coordinación con alguien en tierra, ya que se tiene que hacer un perímetro de seguridad, teniendo en cuenta que bajo ningún motivo se puede culminar el aterrizaje con presencia de menores, tal como ocurrió en este caso.

Lo que se ha podido conocer es que en la aeronave, adscrita a la empresa Helisur, iba el senador Rodrigo Villalba, quien cumplía un traslado a un evento de campaña en el municipio de Mariquita.

Tras conocerse el video que muestra el aterrizaje, el congresista dijo que iba como pasajero y que no intervino en la ruta del helicóptero.

Entre tanto, la empresa indicó que aunque el video muestra que hubo cercanía de niños con la aeronave, en realidad los menores estaba lejos del espacio porque habían sido retirados de allí. 

“El helicóptero tiene que tener un plan de vuelo que referencia desde dónde está despegando hasta dónde va a aterrizar, incluso si va a hacer toques y despegues en canchas de fútbol. Si lo hace en una cancha debe avisar a la torre de control. Por esto podría tener una penalización el piloto”.

Además, Rodríguez dijo que en el video también se observa una clara imprudencia por parte del piloto.

"Se ve que no tiene autorización en la cancha; él debía aterrizar en un aeropuerto que esté operando, ya que había gente en la chancha. Se nota que tenía afán”, recalcó Rodríguez.

Otros pilotos de la Fuerza Pública insistieron que en el hecho se observa que el aterrizaje se hizo con mucha velocidad. Recalcaron que por lo general los aterrizajes deben realizarse de forma más lenta para tener un mejor control de la aeronave en caso de una reacción por una emergencia.

Además, indicaron que cuando un helicóptero va a aterrizar en un área diferente a un aeropuerto, debe velarse por usar los medios que sean necesarios para evitar que haya presencia de personas, semovientes u obstáculos que pongan en riesgo la seguridad aérea. 

Nadie estuvo en riesgo durante el aterrizaje: Helisur

Luego de la polémica que se dio en el país por el aterrizaje de un helicóptero de la empresa Helisur en una cancha de fútbol en Mariquita (Tolima), mientras entrenaban decenas de niños, la compañía responsable de este incidente aseguró que todo se hizo dentro de los parámetros que dice la norma y a su vez no puso en riesgo la vida de nadie.

Helisur sostuvo que “la perspectiva y profundidad del espacio de la persona que realizó la grabación son diferentes a las que se tenía desde el aire para el aterrizaje, se realizó previamente reconocimiento de la zona y se dio tiempo para que la cancha fuera desocupada”.

Esta empresa indicó que este procedimiento tuvo el acompañamiento de la Policía y otras autoridades, al tiempo que reiteró que para esto se contó con todos los permisos que exige la norma, razón por la cual están seguros de que no se puso en riesgo la integridad de los niños que estaban entrenando en ese momento.

“Cuando se contó con el espacio libre para el aterrizaje se procedió con el mismo, sin poner en riesgo la vida de las personas en tierra, ni en el aire dentro de la aeronave (...) Espero con esto aclarar las especulaciones y comentarios realizados por desconocimiento de videoaficionados”, dijo la compañía en un comunicado.

Esta respuesta fue entregada directamente a la Aeronáutica Civil y allí se afirmó también que “al tener la autorización de la torre y visto bueno de las entidades que nos brindan apoyo en tierra, se procedió al aterrizaje sin ningún incidente, ni accidente”.

Helisur señaló que para esta operación se tuvieron en cuenta “los factores de visibilidad, obstáculos del terreno, mejor entrada, mejor salida, altura del terreno, sobrepaso y demás aspectos”, algo que por el momento está siendo investigado por parte de la Aerocivil.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido